Susana Escudero, periodista | #MujeresDivulgadoras 3ª ed.

Hoy en #MujeresDivulgadoras: ciencia con voz de mujer (3ª edición) conocemos a:

Susana Escudero, periodista

Susana Escudero (@Suescudero) es Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Valladolid y Máster en Antropología Física y Forense por la Universidad de Granada y está ligada a la radio desde 1992. Desde 2003 es periodista en Canal Sur.

Su trabajo como periodista especializada en ciencia comenzó en 2007, el día que Emilio García (IAA-CSIC) entró por la puerta de Canal Sur con un proyecto para divulgar astronomía en la radio llamado “8 minutos luz”. Desde entonces, el maravilloso viaje de contar la ciencia no ha dejado de darle buenos ratos. Lo más destacado es, sin duda, el programa “El Radioscopio”, que Emilio y Susana realizan juntos y que comienza ahora su novena temporada en Canal Sur Radio. Por él han recibido media docena de premios, entre ellos tres premios Prismas ¡tres! (2019, 2018 y 2016) y el Andalucía de Periodismo (2018). También fue co-editora del programa de televisión “Con Ciencia” de Canal Sur TV durante su primera temporada.

Aunque era un formato que le daba pánico, con el empuje (y empujón) de Óscar Huertas, también da charlas de divulgación. La primera en “Desgranando Ciencia 2018” y después en varias ocasiones en eventos Naukas, plataforma de la que es también colaboradora.

A medio camino entre la radio, el cine y el teatro, tomando lo mejor de todos ellos y con un puñado de divulgadores brillantes, Susana ha participado de la mano de Emilio García, Manuel González y Natalia Ruiz Zelmanovich en el maravilloso proyecto “El Enigma Agustina” en triformato, que este 2019 ha sido galardonado con el Prismas.

Como divulgadora no sólo practica el periodismo sino que también imparte formación. De la mano de Carlos Centeno (periodista de ciencia en UGR) imparte distintos cursos y talleres dirigidos tanto a alumnos como investigadores y profesores.

¿Por qué apuesta por la divulgación? 

Susana Escudero apuesta por la divulgación porque le parece muy importante llevar al público general la ciencia. Los medios de comunicación deben ofrecer información sobre los avances científicos, sobre los hombres y mujeres que hacen ciencia, sobre ciencia básica… Y deben hacerlo por muchas razones: porque el público tiene derecho a conocer en qué se invierte su dinero (estamos en un país en el que la gran mayoría de la investigación que se realiza es con financiación pública); porque si el público comprende la importancia del trabajo científico, lo valorará y defenderá más como uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad; porque un público más formado, también en materia científica, es más crítico y más libre… porque… espera… cree que todo esto que nos está contando, que es verdad, es más que obvio. Y sí, es cierto que piensa todo eso que acaba de decir. Pero ya que estamos, dice que para ser muy sincera, también apuesta por la divulgación por egoísmo. Como lo lees. Por puro egoísmo.

  • En la ciencia se ha encontrado algunas de las historias más fascinantes en su carrera de periodista (los periodistas son cazadores de historias).
  • La ciencia es además una apuesta por la belleza, de la que tan necesitados estamos (especialmente en los medios de comunicación, aunque no sólo).
  • No hay nada más maravilloso que la satisfacción que sentimos al aprender cosas nuevas y su contacto con científicos la ha llevado a aprender cosas fascinantes que ha compartido con pasión a través de la divulgación.
  • No sólo eso, la divulgación le ha despertado el afán por saber más y si no hubiera sido por esta razón no hubiera vuelto a la Universidad para estudiar un Máster de Antropología Física y Forense. Cada vez que habla de ciencia en la radio, o en una charla, o en un artículo, piensa en que ojalá su historia se convierta en una semilla que despierte en quien la reciba ese mismo afán.
  • A través del Radioscopio, de charlas, de espectáculos en vivo, asegura que se lo ha pasado pipa, en grande. La divulgación puede ser muy divertida (si te rodeas de la gente adecuada) y siempre, siempre, siempre, está cargada de pasión por lo que está contando, ¿quién se puede resistir a esto?
  • Y, para colmo del egoísmo, gracias a la divulgación ha conocido a gente fabulosa con la que se han creado lazos de auténtica amistad. Habla, por supuesto, de los científicos y científicas que con su generosidad le han ayudado a contar lo que hacen cada día en sus laboratorios y centros de investigación. Pero habla también de sus compañeros y compañeras divulgadores, de los que aprende cada día y entre los que se encuentran algunas de las personas más importantes de su vida.

Así que sí: divulga porque la ciencia es bella, y es importante, y es necesario darla a conocer al público general para que la comprenda y aprecie, y blablablablabla, pero también por puro egoísmo. Un egoísmo que espera contagiar a cada vez más personas.

¿Sabes qué tienen en común los restos de un indio norteamericano, las momias de tres niños y el cuerpo embalsamado de una mujer con unas curiosas enfermedades? Susana Escudero asegura que podemos hacer mucha ciencia con ellos y nos lo demuestra en su charla «¿Enterrados Vivos?» en Desgranando Ciencia. Ponte cómoda/o y dale al play. 😉

Conoce a más protagonistas en #MujeresDivulgadoras😉

Lydia Gil

Autora del blog "Social Media en Investigación" que tiene como objetivo fusionar la ciencia y las redes sociales, y dar a conocer proyectos de divulgación científica. Soy una apasionada del mundo digital y me encanta (re)descubrir cosas cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas navegando por Social Media en Investigación, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar