Cómo escribir un buen artículo de divulgación científica

El director de The Conversation España, Luis Felipe Torrente, explica cómo escribir un buen artículo de divulgación científica.

Con más de 7.000 artículos publicados en cuatro años y unos 220 millones de lecturas, The Conversation España es uno de los canales más atractivos para la divulgación científica en español.

The Conversation es una fuente de noticias y análisis escritos por la comunidad científica y dirigida a la sociedad.

Su principal diferencia con otros medios es que sus autores/as son exclusivamente personal investigador de instituciones asociadas que escriben sobre sus área de especialización.

Tiene como objetivo contribuir a un mejor conocimiento de los grandes asuntos contemporáneos y de las cuestiones complejas.

Desean colaborar en la mejora cualitativa de la conversación ciudadana, porque creen que el acceso a una información independiente, de calidad, rigurosa y explicativa es la base de una democracia sana.

Creen en el libre acceso y el libre flujo de información, por ello, The Conversation es un recurso gratuito, de lectura libre y de libre redifusión bajo licencia Creative Commons.

Luis Felipe Torrente (@zelipe), director de The Conversation España (@Conversation_E), en esta charla titulada «Del paper científico al público general» (UNIR, 2022) nos explica en qué consiste esta plataforma, cómo funciona y comparte algunas claves para escribir un artículo divulgativo efectivo.

Consejos para escribir artículos de divulgación

Algunos tips que te pueden ayudar a mejorar la redacción de tus artículos divulgativos son:

  • Afina una idea clave. Crea una narración en torno a esa idea central.
  • Muestra el impacto o el beneficio público de tu investigación, si es el caso.
  • Capta la atención del lector/a desde el principio. Incluye elementos importantes desde el principio. Haz que cada palabra cuente.
  • Ve al grano. Empieza por lo último: los últimos acontecimientos, hallazgos, implicaciones o conclusiones. No escribas cronológicamente.
  • Ofrece ejemplos. Capta las emociones y el interés del lector/a con ejemplos con los que pueda identificarse. Concreta lo abstracto con ejemplos de casos reales.
  • Respalda tus afirmaciones con enlaces a las fuentes.
  • Usa fotos, vídeos, tablas y gráficos pueden dar vida a tus artículos.
  • Usa un lenguaje sencillo.
  • Claridad y concisión. Recorta palabras sin piedad.
  • Recuerda que el lector/a no conoce el tema como tú.
  • Explica (o evita) los términos técnicos.

¿Cómo crear un buen titular?

​El título es un elemento clave, porque de él depende que te sigan leyendo o se abstengan de seguir.

Has de ser riguroso con el contenido y atractivo (sorprendente, llamativo, singular, curioso).

Como dice Luis Felipe en su charla «escribir un buen titular es un arte que se mueve en los límites del clickbait que no conviene sobrepasar nunca».

Algunas claves que te pueden ayudar:

  • Concreta. ¿Cuál es tu mensaje clave?
  • Claridad y sencillez. Evita ser ingenioso porque sí.
  • Induce la reacción: ¿Cómo reaccionaría la persona que te lee? ¿Despierta curiosidad como para hacer clic la noticia?
  • Capta el espíritu del artículo: El titular debe reflejar el estilo y el tono de la historia.

¿Cómo tendría que ser el primer párrafo de tu texto divulgativo?

Trabaja mucho el primer párrafo para captar el interés del lector.

  • Comienza con una exposición breve y nítida de los hechos esenciales del artículo, en no más de dos frases.
  • Empieza con lo que es nuevo, relevante o sorprendente.
  • Las personas que te leen quieren saber las cinco W: quién, qué, dónde, cuándo, por qué y, a veces, cómo.
  • Recuerda que mucha gente no leerá hasta el final.

¿Cómo acabar mi post de divulgación?

La última frase decidirá el poso que le quede al lector/a, quizá sea lo único que recuerde del artículo (si llega hasta el final). Así que dos opciones interesantes podrían ser:

  • Resumir o reiterar la idea clave del texto, la enseñanza principal, la conclusión.
  • Plantear qué debería suceder a continuación. Si has descrito un problema, plantea la solución que consideres más adecuada.

Tienes unos segundos para captar la atención

Recuerda que la escritura académica es un pelín diferente de la escritura divulgativa, y es que en esta última tienes que sacar tu vena periodística y aplicar la «pirámide invertida» para tener más probabilidades de captar la atención de tus lectores/as.

Así que cuando redactes un post de divulgación empieza contando la conclusión principal (quién, qué, cuándo, dónde y cómo) y después comparte alguno(s) de los datos relevantes.

Por último, recuerda que de lo que se trata cuando hablamos de divulgación es de explicar cuestiones complejas de una manera sencilla. Así que como recomienda Felipe Torrente en esta charla: persiste para mejorar y tomarle el pulso a la divulgación.


Foto portada: Imagen de DCStudio en Freepik

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas navegando por Social Media en Investigación, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar