Charla con el equipo de trabajo de Apoyo a la Investigación de la Biblioteca de la Universidad de la Laguna sobre bibliotecas universitarias

El papel del bibliotecario como experto en recursos de información es crucial en estos momentos.

Somos conscientes de que la actualización de nuestros conocimientos y la formación se enmarcan en un aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Actualmente, la investigación no puede hacerse de espaldas a las herramientas tecnológicas, y esto en muchos casos requiere un cambio en los hábitos de trabajo.

Biblioteca universitaria - Comisión de Apoyo a la Investigación Biblioteca ULL

De izquierda a derecha: Lali Manuel (coordinadora de la Comisión de Apoyo a la Investigación de la Biblioteca ULL), Silvia Molero, Mar Pérez, Mª Jesús Moreno y Nina Vadell.

Hoy en “Charlando con los expertos” nos trasladamos a las Islas Canarias para conversar con el equipo de trabajo de Apoyo a la Investigación de la Biblioteca de la Universidad de la Laguna:

Lali Manuel, Mar Pérez, Silvia Molero y Mª Jesús Moreno


 ¡Hola, bienvenidas al blog Social Media en Investigación! De todos los servicios que ofrecéis como biblioteca universitaria, ¿cuál creéis que es el más demandando por vuestros investigadores?

Entre el personal investigador lo más demandado es el acceso a la información electrónica y la biblioteca virtual.

Os han pedido alguno que todavía no ofrecéis, ¿por qué?

En general, hay cada vez una mayor demanda de apoyo personalizado, por lo que hemos introducido este año un servicio de asesoramiento al PDI, que tiene como finalidad apoyar a este colectivo para obtener evidencias de la investigación de cara a la cumplimentación de la documentación necesaria en acreditaciones, sexenios, etc. Asimismo asesoramos sobre los identificadores de investigador (ORCID, ResearcherID, etc.). Nuestra intención es ir ampliando este servicio.

También vamos a hacer una política de difusión de la actividad los investigadores de la ULL a través de nuestros canales de comunicación. Colaboraremos con el Vicerrectorado de Investigación en la difusión de talleres dirigidos al PDI así como en otras tareas que nos solicite.

¿Cómo ha cambiado la relación de la biblioteca con el personal de investigación en los últimos años?

Ha habido un aumento significativo en la utilización de los recursos virtuales, y un descenso de las visitas presenciales del PDI a la Biblioteca.

¿Cuál es el nuevo rol que juega una biblioteca universitaria cuando da la sensación que “todo” lo puedes encontrar en la nube?

Precisamente este “exceso” aparente de información requiere de una selección de los recursos realmente relevantes. Además la mayor parte de esta información no está disponible de forma gratuita: hay que seguir haciendo todo el proceso de adquisición, descripción y puesta a disposición de los recursos de información.

El papel del bibliotecario como experto en recursos de información es crucial en estos momentos.

Especialmente como asesores de los investigadores y colaborando en su reciclaje en la gestión de información, fundamentalmente a través de actividades formativas.

Con toda la irrupción del mundo digital, ¿qué importancia tendrá el catálogo tal y como lo conocemos? ¿Podría llegar a desaparecer?

El catálogo sigue siendo importante. Ahora lo que observamos es su integración en un metabuscador de la Biblioteca para ofrecer acceso a toda la información disponible desde un único punto de acceso: bases de datos, repositorio, recursos propios como la prensa digitalizada, patrimonio bibliográfico de la ULL, etc. En nuestro caso ese buscador es PuntoQ.

¿Están preparados los bibliotecarios para los cambios que estamos viviendo? ¿Qué habilidades debería tener un bibliotecario hoy en día?

Somos conscientes de que la actualización de nuestros conocimientos y la formación se enmarcan en un aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Contamos con un Plan de formación, que integra cursos que nos ayudan a mejorar nuestras competencias profesionales. La Biblioteca de la ULL necesita de perfiles bibliotecarios especializados, ya que las demandas de información son cada vez más complejas. El dominio de las tecnologías de la información es ya un requisito imprescindible así como el conocimiento en el uso de las fuentes de información.

He visto que contáis con diversos perfiles sociales, ¿cómo os organizáis para mantenerlos actualizados? ¿Qué os aporta cada uno de ellos?

Hay un grupo de trabajo, denominado Comisión Web, encargado de la página web y de mantener al día los perfiles. Esta comisión decide en qué redes estamos presentes y algunas de las personas que forman parte de ella se ocupan de la actualización de contenidos.

Estas herramientas nos aportan un contacto más cercano con todo tipo de usuarios. Nos permiten informar acerca de nuestros servicios y noticias y a la vez recibir las sugerencias, comentarios, etc. Tratamos de dar una imagen de la Biblioteca más cercana y menos “institucional” desde Facebook, Twitter, Pinterest o Google+, que la que ofrecemos desde la web. Intentamos “generar” conversaciones sobre temas relacionados con la educación, la investigación, pero también con temas relacionados con la solidaridad, la cultura, la lectura, nuestro entorno… cumpliendo con nuestro compromiso de responsabilidad social.

Estos y otros temas aparecen reflejados en nuestro Plan de Comunicación.

¿Desde vuestra biblioteca se potencia el uso de las redes sociales entre la comunidad científica?

El mundo de las redes sociales aplicadas a la investigación es reciente para nosotros. Damos información sobre redes sociales como ResearchGate o Academia.edu, pero la red social en la que la ULL tiene una cuenta institucional que gestiona la Biblioteca es Mendeley, ya que recientemente hemos firmado un convenio con Elsevier.

¿Creéis que los investigadores se están adaptando a los nuevos tiempos?

Sí. Todos nos estamos adaptando a los nuevos tiempos, incluso sin darnos cuenta.

Actualmente, la investigación no puede hacerse de espaldas a las herramientas tecnológicas, y esto en muchos casos requiere un cambio en los hábitos de trabajo.

Desde la Biblioteca apoyamos a los investigadores en el uso de nuevas herramientas para gestionar información. Anualmente ofertamos cursos dentro del Programa de formación del profesorado.

¿Son conscientes de la importancia de ORCID o lo utilizan porque es obligatorio?

En la Universidad de La Laguna se está trabajando en la creación de un perfil institucional en ORCID, que gestionaría la Biblioteca. Por el momento, cuando los investigadores de la ULL se crean un perfil en ORCID lo hacen porque se lo piden cuando completan el CVA, con intención de presentarlo para obtener financiación para sus proyectos de investigación. Sin embargo hay muchos que ya son conscientes de la importancia de extender el uso de ORCID a nivel institucional, para aumentar la visibilidad de la Universidad y reunir toda su producción científica.

¿Vuestra comunidad conoce las redes sociales científicas, como Academia.edu o ResearchGate? ¿Las utilizan?

Sí las utilizan. En el ámbito de Ciencias ResearchGate está bastante extendida, y además la encuentran muy útil para localizar artículos académicos. Academia.edu es más usada en el ámbito de las Humanidades y Ciencias Sociales.

Hay quienes opinan que debería tenerse en cuenta el número de descargas de artículos en estas plataformas como otro índice de calidad a considerar, además de los clásicos como las citas en WOS o Scopus.

¿Qué proyectos de futuro encara la Biblioteca de la Universidad de la Laguna?

En breve vamos a publicar nuestro Plan de Comunicación donde están definidas nuestras redes sociales: sus objetivos, destinatarios, indicadores de evaluación… Estamos trabajando en la cuenta de ORCID institucional, Mendeley institucional y no descartamos otras redes. Nuestra intención es apostar fuerte en el diseño de nuevos servicios de apoyo a la investigación.

¡Muchas gracias por respondernos! Ha sido muy interesante…


Foto portada: Comisión de Apoyo a la Investigación de la Biblioteca ULL


Lydia Gil

Documentalista especializada en Información digital y autora de este blog dedicado a descubrir todo el mundo del social media enfocado a la comunidad científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *