Marta Contreras, ingeniera energética nuclear | #MujeresDivulgadoras

Marta Contreras

Hoy en #MujeresDivulgadoras edición Iberoamérica nos vamos a Cuba para conocer a:

Marta Contreras, ingeniera energética nuclear

Mi nombre completo es Marta Alicia Contreras Izquierdo y soy cubana. Me gradué como Ingeniera Energética Nuclear en la Universidad de la Habana y posteriormente hice un diplomado en Periodismo en esa misma universidad. Tengo un Máster en Gerencia de la Ciencia y la Innovación por el Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas de Cuba.

Actualmente soy Directora de Organización y Capital Humano de la Agencia de Energía y Tecnologías de Avanzada de Cuba, dirección que también coordina la comunicación. Mi trayectoria durante más de 20 años ha estado vinculada a la divulgación y comunicación institucional. Fui Redactora Técnica de la revista científica Nucleus, Punto Focal de Comunicación del Acuerdo Regional de Cooperación para la Promoción de la Ciencia y Tecnología Nucleares en América Latina y el Caribe, ARCAL, de 2017-2021 y Coordinadora de la Red de Comunicadores Nucleares de Cuba (RECNUC), desde su creación en 2016.

¿Por qué es importante la divulgación para la sociedad?

La ciencia es conocimiento, es saber, pero también es una actividad social que se vincula a otras formas de actividad humana.  La ciencia es creada por seres humanos que viven en sociedad, se desarrolla en instituciones, su objeto de estudio es la naturaleza y el propio hombre. Sus resultados en bienes y servicios son para la sociedad. Entonces estos resultados deben ser divulgados y comunicados a todos.

Para la ciencia y la tecnología nuclear, la divulgación y la comunicación son aún más importantes por el desconocimiento de las personas y las percepciones que genera.

Las aplicaciones de la energía nuclear en diversos ámbitos de la vida y su importancia como fuente de energía son reconocidas. Sin embargo, las ventajas de la energía nuclear percibidas en términos de seguridad del suministro, costos y protección ambiental son generalmente contrapesadas con las desventajas percibidas en términos de riesgo de accidente severo y la gestión de desechos radiactivos.

Por otra parte, la energía nuclear tiene un lenguaje muy técnico. Términos como becquerelio, curio, radionúclido, y muchos otros, no tienen ninguna analogía con la vida cotidiana. Estas son barreras de la comunicación que dificultan su conocimiento.

Durante años he participado en proyectos de investigación sobre la opinión pública de la energía nuclear, algunos de ellos fueron parte de mi tesis de maestría. Cuando indagamos acerca de los conocimientos sobre las aplicaciones nucleares existe una imagen dispersa con significados asociados a desarrollo, elementos atómicos básicos, medicina, nucleoenergética y bomba atómica.

Los resultados de los estudios muestran una aceptación mayoritaria de la energía nuclear, pero también la necesidad de brindar al público más información para que las personas conozcan los beneficios, pero también los riesgos.

Otro estudio sobre los impactos de las informaciones en los principales medios impresos encontró que la mayoría de las informaciones se había generado fuera de las instituciones nucleares, es decir, desde el ámbito político o de la salud.

En general, cualquier institución del sector nuclear en cualquier parte necesita comprender las opiniones del público, sus valores, prioridades, niveles de conocimiento, percepciones y creencias. Por esa razón, la divulgación y la comunicación son tan importantes.

¿Qué te motiva a apostar por la divulgación?

De niña soñaba con aprender muchos idiomas y poder describir todo lo que me rodeaba con las palabras exactas. Después me fascinó el mundo de las ciencias, sobre todo la química y la física. Con la serie Cosmos y Carl Sagan, toda mi generación conoció con palabras sencillas los secretos del universo…, por ese camino llegué a hacerme ingeniera nuclear.

Al graduarme trabajé en una central nuclear en construcción y al concluir el diplomado en periodismo pasé a trabajar en un centro de información nuclear que con el tiempo extendió sus actividades a todas las energías. En una organización con una cultura marcada por los “nucleares” y los “solares” mi horizonte se amplió. Conocí la educación popular, los textos de Paulo Freire, el desarrollo local, la comunicación participativa y el trabajo en redes.

Esos conocimientos fueron sedimentando a través de dos décadas de trabajo en los que he hecho divulgación, promoción de la ciencia, investigación social, etc. En los últimos años he tenido la suerte de participar en proyectos regionales y conocer comunicadores nucleares de toda Latinoamérica. En el rol de Punto Focal de Comunicación de ARCAL, a nombre de Cuba, he trabajado con equipos de técnicos y comunicadores empeñados en visibilizar los beneficios e impactos de las aplicaciones nucleares en la región.

Precisamente a partir de la implementación de un proyecto ARCAL, surgió en 2016 la Red de Comunicadores Nucleares de Cuba (RECNUC) que este año cumplió su primer lustro. Comenzó siendo una red solo para comunicar lo nuclear, pero ya se ha extendido a todas las actividades de nuestra Agencia. Con más de 120 miembros entre comunicadores, expertos técnicos, periodistas especializados en ciencia y tecnología, se ha convertido en nuestro principal canal de comunicación. Estamos en Facebook como @recnuc y en Twitter con @MartaAenta.

RECNUC y ARCAL me permiten combinar las dos pasiones de mi infancia y las profesiones en las que me formé, la ingeniería nuclear y la comunicación. Eso me motiva todos los días.

¿Cuál es tu formato preferido?

Las redes sociales aportan mucha visibilidad e inmediatez, pero prefiero más el formato web porque me permite abordar diferentes géneros con más extensión, me permite argumentar y dar más elementos. De hecho, la mayoría de las informaciones que publicamos en redes sociales las enlazamos con textos en formatos web más amplios.

¿Por qué es importante que las mujeres cuenten la ciencia y las historias de quienes la hacen?

Creo que las mujeres están a la par de los hombres en la ciencia y es importante que ellas cuenten la ciencia desde su perspectiva y sensibilidad.

¿Quién es tu científica favorita?

 Las estadísticas muestran que el 53% de las personas dedicadas a actividades de ciencia, tecnología e innovación en Cuba son mujeres. Tenemos muchas científicas destacadas en los campos de la biotecnología, la virología, la salud, entre otras. Mi referente es la Dra. Rosa Elena Simeón Negrín, ya desaparecida, quién fuera la primera mujer presidenta de la Academia de Ciencias de Cuba y primera Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, una persona que comprendía cabalmente la importancia de la divulgación. Pero si me preguntas por mi científica favorita, mi respuesta es María Curie, ejemplo de mujer y científica cuyo legado llega hasta la actualidad.

Perfiles en redes sociales

  • Facebook: Marta Contreras
  • Twitter: @MartaAenta
  • Linkedin: linkedin.com/in/marta-contreras-0275a4113

Conoce a más protagonistas en #MujeresDivulgadoras😉

1 comentario en “Marta Contreras, ingeniera energética nuclear | #MujeresDivulgadoras

  • Felicidades Marta Alicia!!!
    Un abrazo grande y un sinfín de cosas buenas. Los muchachos de La Engels te deseamos todo lo mejor.
    Cuídense mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *