Margoth Mena, comunicadora científica | #MujeresDivulgadoras

Hoy en #MujeresDivulgadoras edición Iberoamérica nos vamos a Costa Rica para conocer a:

Margoth Mena, comunicadora científica

Soy Margoth Mena Young, doctora en Comunicación. Trabajo como docente e investigadora de la Universidad de Costa Rica (UCR). Desde hace más de 20 años me dedico a la comunicación de la ciencia en Costa Rica y desde hace 7 años investigo formalmente este campo en el Centro de Investigación en Comunicación (CICOM) de la UCR.

¿Por qué es importante la divulgación de la ciencia para la sociedad?

Son muchas las respuestas a esta pregunta en tanto son muchos los públicos y sus necesidades, públicos que además se sitúan en contextos diferentes, pero hay un camino que es claro y es que la comunicación de la ciencia, en tanto rama de una ciencia social, debe pensar en el bienestar de la sociedad y eso se logra con el aporte de fines diversos. Por ejemplo, el proceso de generación del conocimiento científico y sus resultados puede entretener, ser parte del ocio de las personas, causándoles curiosidad, diversión, interés y provocando conversaciones, pero también esa información divulgada puede ser de utilidad para tomar decisiones sobre acciones diarias, por ejemplo, sobre consumo responsable, el autocuidado en salud o la prevención en situaciones de fenómenos atmosféricos.

También hay decisiones colectivas en ámbitos políticos, organizacionales o comunitarios que necesitan las evidencias científicas y que requieren la participación ciudadana en varias vías, y resalto dos: el control y la denuncia pública; y la acción colectiva para adoptar políticas o programas y para que estos funcionen. En cualquiera de ellas se necesita la comprensión de la población sobre el tema que se aborda, su proceso, sus riesgos o beneficios; su utilidad y su aplicación.

Una sociedad informada tiene diálogos más provechosos en torno a decisiones individuales y colectivas, y es más capaz de encontrar soluciones a sus problemas próximos y a integrar diferentes posturas en esa búsqueda del bienestar.

 

¿Qué te motiva a apostar por la divulgación?

La ciencia me encontró cuando estudiaba Comunicación Colectiva en la Universidad de Costa Rica. Un científico del Laboratorio de Física Nuclear de la universidad me dio la oportunidad de ayudarles en un proyecto de radioactividad nuclear, y para mi sorpresa no fue en divulgación, sino que fui asistente investigación por cinco años. Yo me encargaba de procesar las películas LR-115 con las cuales se captaban las trazas de Radón, anotaba los datos y hacía los gráficos que daban cuenta de la evolución en el tiempo en los distintos lugares donde se medía. Ese colectivo de investigación me otorgó una experiencia inmejorable y mientras avanzaba en mi carrera, los trabajos de los cursos los iba relacionando con los temas de Física. Luego de graduarme fue natural que siguiera vinculada al sector de ciencia y tecnología y fuera sumando otros temas como gestión ambiental, nanotecnología, metrología o supercomputación.

Entonces, el campo de la comunicación de la ciencia llena una pasión personal que ya tengo, que creció en el mejor de los sustratos, pero también he visto el beneficio de la información que llega a tiempo a quien la necesita: desde la señora que aprendió a cultivar hongos hidropónicos y a vivir de ello; la familia que empezó su compostaje con un biodigestor; el señor que se sorprendía por la variedad que mostraba el estudio biótico del río cerca de su casa; o el estudiante que comprendía la utilidad de la fotografía aérea para el plan de prevención de desastres naturales de su comunidad.

¿Cuál es tu formato preferido?

Para divulgar prefiero escribir, siempre me ha gustado mucho escribir, y sí, también soy de las personas que les encanta leer, pero con las tecnologías y las dinámicas de redes sociales, las visualidades son las que llegan de forma más efectiva a más cantidad de público y también las que tienen más capacidad de lograr efectos con el aporte de diferentes lenguajes, con imagen, texto, sonido y/o movimiento. La versatilidad además hace que las piezas visuales sirvan para plataformas distintas y cruzan generaciones, así que en la actualidad hay una explosión de ofertas visuales para informarse de ciencia en internet y la dificultad es saber seleccionar el qué y el dónde, y luego el cómo profundizar en aquello que nos interesó o que necesitamos.

De las ofertas en divulgación, mi formato preferido son los conversatorios del tipo “Café científicos”, que son espacios donde se puede construir de manera dialógica sobre la propia ciencia, o sobre los retos que implica la divulgación de la ciencia; espacios donde se intercambian conocimientos, ejemplos, errores o aciertos.

La pandemia ha posibilitado que estos espacios ocurran en virtualidad lo que multiplicó las opciones para presenciar los intercambios, con personas panelistas de muy diferentes procedencias, y con una extensión gigante de audiencias; sin límite para saludos y preguntas que quedan registradas en los chat para ser contestadas allí o en asincronía. Es un ganar-ganar la adaptación de esta modalidad a las redes sociales, y espero que en un futuro con presencialidad continúen también los Café científicos virtuales.

¿Por qué es importante que las mujeres cuenten la ciencia y las historias de quienes la hacen?

La perspectiva de género en la divulgación de la ciencia debe estar presente, ya sea que la divulgación la haga un hombre, una mujer o una persona no binarie. Es claro que las mujeres somos parte del desarrollo científico de las naciones, pero en el pasado hemos sido una minoría, con menos salario, menos liderazgos, menos recursos, avances más lentos y con más sacrificios. Ahora bien, en la actualidad ha crecido la cantidad de mujeres en carreras científicas y tecnológicas (no en todos los países, ni en todas por igual) pero, en general, seguimos con las mismas barreras que mencioné y la comprensión de esas dificultades debe estar presente cuando se elaboran programas y estrategias en comunicación de la ciencia y especialmente en vocaciones científicas para niñas y mujeres.

Ese trabajo en vocaciones necesita que las mujeres nos veamos representadas en el ecosistema mediático, en noticias, libros, artículos científicos, historias, como autoridades, etc., es decir, como ejemplos del “sí se puede” en las carreras científicas.

¿Quién es tu científica favorita?

Hay muchas mujeres que admiro en ciencia pero destacaré a tres. En ámbito mundial, Katherine Johnson sería la primera, no solo por su aporte en el campo de las matemáticas y en la exploración espacial, sino por todas las barreras que logró superar siendo una mujer afroamericana en el EEUU de su época, algunas de ellas que todavía persisten hoy.

En América Latina, mi admiración hacia Brigitte Baptiste, bióloga colombiana, mujer transgénero, incansable investigadora en favor del medioambiente por más de 20 años en el Instituto Alexander Von Humboldt en Bogotá y quien junto a su labor científica, ha promovido la igualdad de género, la educación y la diversidad cultural.

De mi país, Costa Rica, admiro muchísimo a la Dra. Sandra Cauffman, ingeniera que es subdirectora de la división de Ciencias de la Tierra en la Dirección de Misiones Científicas (SMD) en NASA Headquarters. La Dra. Cauffman no solo tiene una extraordinaria carrera científica sino que colabora siempre en actividades públicas orientadas al fomento de las vocaciones científicas en niñas y mujeres.

Perfiles en redes sociales

  • Facebook: @CICOM.CR
  • Twitter: @CICOM_UCR
  • Instagram: cicom.ucr
  • Personal Twitter: @MargoCMena

Conoce a más protagonistas en #MujeresDivulgadoras😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas navegando por Social Media en Investigación, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar