Breaking Vlad, el youtuber científico que nos enseña química

Breaking Vlad, el youtuber científico que nos enseña química

Hoy en día, pensar en vídeos en Internet es sinónimo de YouTube, que se ha convertido en el lugar por excelencia para subir, consumir y comentar contenidos audiovisuales. Cada minuto visualizamos 4,5 millones de vídeos en Youtube, por lo que no es de extrañar que actualmente sea la segunda página más visitada en el mundo, sólo detrás de Google, quien también es dueño de la plataforma.

El impacto en el ámbito de la divulgación científica tampoco pasa desapercibido, ya que se ha convertido en una de las plataformas preferidas para informarse sobre ciencia, sobre todo entre los más jóvenes.

Hoy en «Charlando con l@s expert@s» hablamos con Vladimir Sánchez (@BreakingVlad), químico, investigador predoctoral de la Universitat Rovira i Virigili (Tarragona), youtuber científico en el canal Breaking Vlad y profesor colaborador en Unicoos.

¡Hola, Vlad, bienvenido a Social Media en Investigación! ¿Por qué te animaste a abrir un canal en YouTube?

Hola, muchas gracias por la invitación. Realmente cuando empecé con el canal lo hice por compartir un poco de cultura científica con todo el mundo. Socialmente cuando uno habla de “cultura”, lo común es referirse a historia, política, humanidades, etcétera (ejemplo gráfico: si no conoces a los Beatles te tachan de inculto, sin embargo, si no sabes que un átomo está formado de protones, neutrones y electrones, poca gente te tachará de ello). Evidentemente esto es algo de lo que estoy en contra, y decidí empezar un canal para trasmitir conceptos como ¿Qué es un átomo?, Diferencia entre átomos y moléculas, etcétera. Pero bueno, la gente empezó a preguntar cosas cada vez más avanzadas, y ya me ves ahora hablando de difracción de rayos X.

¿Qué tipo de contenidos produces?

Considero que mi canal no es del todo divulgativo, en el sentido de que tengo escasos vídeos en los que divulgo propiamente dicho. El gran peso de mi canal es en frente de la pizarra, enseñando conceptos y contenidos de química, por lo que yo etiquetaría mi canal más como de recursos a la educación que como de divulgación. Produzco vídeos que pueden servir tanto a profesores como estudiantes para explicar o aprender respectivamente la química.

¿Cuánto tiempo le inviertes a Youtube?

Pues sonará extraño, pero menos del que me gustaría. La verdad es que a raíz de Youtube me han salido varios proyectos paralelos (entre ellos el doctorado, sí, llegué aquí gracias a Youtube, historias de la vida), y todos estos proyectos me ocupan bastante tiempo. Producir contenido audiovisual es un proceso bastante complejo, quizás lo de menos es “grabar, editar y subir” ya que todo el proceso previo de preparación de vídeos y organización, planificación, etcétera conlleva mucho tiempo.

Esto hace que con todos los proyectos que tengo ahora mismo, deba priorizar, y lamentablemente Youtube suele no quedar en los primeros términos…

¿Qué tiene de especial Youtube para enseñar ciencia?

En cuanto a didáctica aporta más bien poco, ya que la plataforma no está diseñada para enseñar, por ejemplo, aunque puedes añadir encuestas, no puedes hacer exámenes, diseñar cursos, añadir contenido interactivo, se pueden hacer filigranas, pero no está diseñado para ello.

Lo bueno que tiene es que, si te amoldas al contenido que puedes ofrecer con vídeos, te ofrece una visibilidad que te permite alcanzar un vasto abanico de público, y con ello ayudar, y enseñar a más gente.

En cuanto a ciencia, el formato vídeo es bastante útil ya que permite hacer visibles objetos y conceptos que normalmente no lo son, y así entenderlos mejor. Por ejemplo puedes mostrar una molécula en 3D girando, cuando en realidad, evidentemente no la vas a poder ver.

¿Qué papel juega YouTube en la educación actual?

En la educación actual Youtube está tomando cada vez un rol más fuerte. La educación tradicional de pizarra es algo que irremediablemente va a evolucionar con el tiempo. Todo junto con el avance de tecnología de la información, que de hecho ya está haciendo que los libros queden en un segundo plano, está llevando a que seguramente nos acerquemos a una revolución en la educación.

Tal y como dije, actualmente Youtube no ofrece demasiadas opciones a la educación más que la de acercarte a público de forma masiva y una plataforma de fácil acceso para vídeos. Sin embargo, me consta que están trabajando en mejorar Youtube en cuanto a educación, y esto puede llevar a una plataforma de educación online muy potente.

¿Y en el ámbito de la divulgación científica?

En el ámbito de la divulgación científica es donde más éxito se ve en la plataforma (en el ámbito científico). Debido a la omnipresencia de las pseudociencias, es cada vez más imprescindible que se visibilice la ciencia, el método científico, y sobre todo que se visibilice la necesidad de adquirir criterio propio y contrastar resultados.

Internet (incluido Youtube) es un medio en el que uno puede acceder a miles de contenidos de distinto tipo en un solo día. Esto lleva a información de calidad, e información “basura”. Lo que está consiguiendo Youtube en el ámbito de la divulgación científica, es desarrollar un criterio en la población, ya que por un lado pueden ver argumentos anticientíficos y acto seguido ver los argumentos científicos para un mismo tema. Esto lleva al individuo a tener que barajar qué argumentos son mejores, aprendiendo y desarrollando criterio propio.

Breaking Vlad cuenta más 70 mil subscriptores y casi 6 millones de visualizaciones. ¡Enhorabuena! ¿Cuáles han sido las claves para conseguirlo?

Aunque pueda parecer una cantidad ingente, puedo asegurarte que dentro de los “números” de Youtube, estas cifras no son nada destacables. Pero sí, a modo personal me fascina saber que he sido capaz de ayudar a cerca de 6 millones de personas, y no solo eso, sino que cada vez serán más.

Realmente no tengo ninguna fórmula para crecer o no. Mi canal es algo que ha crecido poco a poco, actualmente llevo 4 años con el canal, por lo que, si tuviera que dar una clave, o recomendación a quien empezara, sería: hacer un contenido que te guste hacerlo, que te sientas realizado. Y por otro lado, perseverancia, como ves, llevo 4 años con esto, y aún así las cifras son comparativamente bajas.

Ojo que cuando digo comparativamente bajas, cabe aclarar que en época de exámenes ven mis vídeos cerca de 20.000 personas cada día, lo cual para mí es una locura. Sin embargo, a efectos de youtube y estadísticas, no es nada destacable.

¿A qué tipo de público llegas? ¿Es un público paritario?

Pues la verdad es que sí que es un público paritario, actualmente un 50,4% son hombres y un 49,6% mujeres, y el perfil de edades está centrado en entre 18 y 24 años.

Generalmente se trata de estudiantes universitarios y/o institutos que se están preparando exámenes y recurren a mis vídeos como recurso para resolver sus dudas.

Ser Youtuber se ha convertido en una de las profesiones más deseadas entre los jóvenes. ¿Se puede vivir de Youtube?

Bueno, poderse se puede, está claro, pero es muy difícil, o hay que recurrir a técnicas que están al límite de la ética. Hay ámbitos donde es más fácil abrirse camino, sobretodo en el sector del entretenimiento. Sin embargo, dentro del ámbito de la ciencia es más difícil.

Lo bueno que tiene Youtube no es la plataforma en sí y/o lo que puedas ganar con ella, sino las puertas que te abre. Al tener tu trabajo y conocimiento expuesto a todo el mundo, es más fácil que alguien interesado en tu trabajo te encuentre. Y de ese modo, sí podrías vivir. Yo en lugar de “Vivir de Youtube” diría “Vivir de tu trabajo gracias a Youtube”

¿Qué es lo que más te gusta de ser Youtuber científico?

Lo que me gusta más de ser youtuber científico es poder utilizar mis conocimientos para ayudar a la gente. Me llena mucho de satisfacción saber que lo que he aprendido durante la carrera y mi manera de explicarlo está ayudando a tanta gente con sus cursos y su día a día. Cuando recibo comentarios como “No sabía que estudiar, y gracias a ti he decidido estudiar química” o “Gracias a ti elegí Química y no me estoy arrepintiendo” o los miles de comentarios simplemente agradeciéndome poder aprobar un examen gracias a mis explicaciones. Eso para mí es lo mejor de ser youtuber científico/docente.

Hablamos poco del lado oscuro de Youtube en el que tres de cada cuatro vídeos sobre cáncer contienen mensajes falsos y peligrosos, y en el que su algoritmo muestra contenidos cada vez más extremos buscando retener a los usuarios. ¿Qué medidas crees que debería tomar Youtube para frenar esta situación?

Uf, la verdad es que es algo muy, muy difícil de solventar. Youtube en ese aspecto pone lo que puede por su parte. Sin embargo es una plataforma donde se suben miles de horas de vídeo por cada minuto, y es humanamente imposible controlar lo que se publica en cada vídeo. Por ello han de recurrir a algoritmos automáticos e inteligencias artificiales que sepan interpretar lo que sucede en cada vídeo.

Sin embargo, como comprenderás, no es tan fácil discriminar cuando un mensaje es falso o no. Se pueden buscar palabras clave tipo “Homeopatía” por ejemplo, pero siempre salen alternativas para poder publicarlo igual, tipo “H0m30p4t14”… Y eso en cuanto a texto, imagínate por voz.

Sería posible que, pasadas un cierto mínimo de visitas (pongamos 50.000 o 100.000) los vídeos sufrieran una revisión de un jurado de expertos en el tema del vídeo para estudiar personalmente su validez. Sin embargo esto, además de costoso, no evitaría que las 50-100k personas que lo hayan visto antes, hayan sido desinformadas…

No es algo tan simple…

¿Qué recomendaciones nos darías a los usuarios?

Dudar, dudar y dudar. Incluso de mis propios vídeos. La duda, en general es fundamental para aprender y no dejarse engañar. Si algo que te cuenta alguien no lo entiendes, busca en distintas fuentes, compara, y valora por ti mismo qué opción es más correcta.

Recientemente para otra entrevista comentaba que si, por ejemplo, compras un champú y pone “Sin parabenos”, y no sabes qué son esos parabenos, infórmate, busca, en el siglo XXI la información está ahí, solo debes buscarla. Quizás te lleves una sorpresa y veas que los parabenos no son tan malos como parece. O sea, resumiendo: Si no entiendes algo, aunque sea un término: duda y busca.

¿El futuro de la divulgación científica pasa por Youtube?

Es posible, el futuro, en general, está globalizado. Y si bien los medios tradicionales de divulgación científica consiguen llegar a gente de un modo más cercano y directo, en un mundo donde toda la gente usa Internet a diario para consumir información, lo más adecuado (a mi parecer) es el uso de las herramientas que este ofrece.

Seguramente con el tiempo Youtube quede obsoleto y salga una plataforma mejor, sin embargo, hasta llegar ahí, este es el camino que tenemos.

¡Muchas gracias por aceptar la invitación, Vlad, qué ilusión tenerte en esta sección! 😉


Foto portada: Vladimir Sánchez (@BreakingVlad)

Lydia Gil

Autora del blog "Social Media en Investigación" que tiene como objetivo fusionar la ciencia y las redes sociales, y dar a conocer proyectos de divulgación científica. Soy una apasionada del mundo digital y me encanta (re)descubrir cosas cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas navegando por Social Media en Investigación, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar