Pepa Pardo, ingeniera industrial | #MujeresDivulgadoras

Pepa Pardo

Hoy en #MujeresDivulgadoras edición Iberoamérica nos vamos a España para conocer a:

Pepa Pardo, ingeniera industrial

Nací el 22 de marzo de 1974 en Zaragoza. De niña quería ser astronauta, pero también quería ser escritora, y estuve frustrada durante mucho tiempo porque me dijeron que tenía que elegir entre ciencias y letras, que no podían ser las dos cosas. Por suerte mi abuela alimentó mi curiosidad insaciable y, aunque escogí ciencias, nunca he dejado de escribir.

Soy Ingeniera Industrial en Materiales y Transportes, además de escritora aficionada. Mi trabajo consiste en buscar soluciones creativas y eficientes de movilidad, como jefa de equipo y responsable de calidad de desarrollos de ingeniería en una empresa de transporte vertical. Además, soy autodidacta en ciencias, porque, aunque la carrera de ingeniería tiene una elevada carga de física, química y matemáticas, no se profundiza tanto como a mí me habría gustado. Tampoco es necesario para mi trabajo, pero me apasionan la geometría, la física cuántica y la astronomía.

Estudié ingeniería porque me encanta saber cómo funcionan las cosas y me da un subidón cada vez que encuentro una solución a un problema. Por suerte crecí en un taller donde solo tenía prohibido acercarme a las herramientas que cortaban.

Me gusta presentarme como Ingeniera, escritora y divulgadora. Feminista siempre. Soy miembro de #AMIT_Aragón, #MulleresTech, colaboradora de #11F, #díamujeryniñaenciencia y #PintZGZ.

¿Por qué es importante la divulgación para la sociedad?

El conocimiento en general nos permite entender nuestro mundo y además, permite tener una sociedad más informada y con pensamiento crítico. Si hablamos de la ciencia en particular, la divulgación ha permitido romper mitos y paradigmas sobre que la ciencia es aburrida, sólo para hombres, o que tiene un lenguaje técnico, incomprensible, o difícil de entender. Como miembro de AMIT y colaboradora de la iniciativa 11F, llevo la ciencia, la ingeniería y la igualdad a los más pequeños. Como miembro de Mulleres Tech, doy visibilidad a las mujeres que se dedican a la tecnología en Aragón de forma profesional o aficionada. Como colaboradora de Pint of Science, llevo la ciencia a los bares.

La divulgación es esencial para obtener el apoyo de los que piensan que no entienden la ciencia, (yo siempre digo que a veces es un problema de que nos la han contado mal), para ponerle nombres y caras, y para que se conozca el impacto social y económico de los avances científicos.

¿Qué te motiva a apostar por la divulgación?

Tanto en mi trayectoria académica como en mi trayectoria profesional, siempre he echado de menos las referencias femeninas, por lo que decidí que era importante contarlas. Y cuando empecé a contarlas me di cuenta de que muchas personas de mi entorno no sabían lo que hago, no conocían mis pasiones. Siempre había sido la empollona, la que estaba rodeada de libros, pero me había acostumbrado a no sacar determinados temas de conversación por no parecer aburrida. Porque creía que los demás me verían como aburrida si les contaba que estaba estudiando un material nuevo y para lo que servía. Yo misma tenía prejuicios. Al empezar a contar mujeres científicas e inventoras, tuve que empezar también a contar ciencia y cómo funcionaban los inventos. Me di cuenta de que lo importante es encontrar la forma de contarlo, y entonces las barreras desaparecen.

La divulgación permite que conceptos muy complicados sean explicados de manera sencilla. Me permite aportar mi granito de arena para que el mundo sea un poco mejor, compartir con otros mi fascinación por descubrir, por entender las cosas. La ciencia es emocionante, y cuando veo tanto desconocimiento en las RRSS o entre mis amigos y familiares quiero que más y más personas disfruten como yo lo hago. La divulgación hace la ciencia más real y nos permite iniciar un diálogo maravilloso.

¿Cuál es tu formato preferido?

Creo que cualquier formato es bueno. Mi preferido son las charlas, interactuar con niños y adultos, ver sus reacciones y crear diálogo. Las Despeinadas son una imagen y un texto en las RRSS, pero luego llegan en forma de títeres o presentación a un colegio o a la tarima de un bar. La voz y la imagen son herramientas muy potentes. Aún no me he atrevido con el vídeo, por falta de tiempo principalmente, y me encantaría, porque las nuevas tecnologías y las nuevas plataformas llegan a mucha gente, y eso es lo importante, que lleguen a cuanta más gente mejor.

¿Por qué es importante que las mujeres cuenten la ciencia y las historias de quienes la hacen?

La visibilización de las mujeres es esencial para recuperar el legado femenino y para crear referentes. No solo a la hora de crear vocaciones, sino también por la importancia de una educación en igualdad, para romper con los roles y los estereotipos. Hacen falta profesores formados y ejemplos. Hace falta romper todos los techos y suelos que tenemos ahora. Con ello las niñas no pensarán que son menos inteligentes que los niños, que la ciencia y la tecnología no es para ellas. Se animarán a ser lo que quieran, y si deciden dedicarse a la ciencia y la tecnología, se las valorará, tendrán los mismos derechos y oportunidades, y se sentirán capaces. Quizás incluso desaparezca el síndrome del impostor que muchas sufrimos. Aunque creo que un poquito de síndrome del impostor tampoco está mal. No me olvido de los adultos, porque también hace falta que se deje de ver a una mujer dedicada a la ciencia y la tecnología como una rara avis. Las científicas y tecnólogas somos mujeres, todas excepcionales, pero no solo por dedicarnos a lo que nos dedicamos y gustarnos lo que nos gusta.

¿Quién es tu científica favorita?

Tengo muchas favoritas. Me encantan las que de alguna manera han mezclado las ciencias con las artes, como Anna Atkins, y siento predilección por las matemáticas, las ingenieras y las astrónomas. Sin embargo, si he de elegir, elegiría a dos. A Sofía Kovalevskaya, por ser la primera Despeinada, la que me inspiró, y porque sus aportes a las matemáticas me parecen increíbles y no se conocen apenas. Y a Emily Warren Roebling, porque se ganó a pulso el derecho a ser recordada como la primera ingeniera de campo, a pie de obra, y en algo tan emblemático como es el puente de Brooklyn.

Perfiles en redes sociales

  • @DespeinadasDePepa es mi página de Facebook
  • @MariJoPar en Twitter
  • @lasdespeinadasdepepa en Instagram

Conoce a más protagonistas en #MujeresDivulgadoras😉

4 comentarios en “Pepa Pardo, ingeniera industrial | #MujeresDivulgadoras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas navegando por Social Media en Investigación, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar