¿Cuáles son los principales usos de las redes sociales temáticas y generales en la comunidad científica?

Es posible que vivamos en un espacio virtual con mucho ruido, con un exceso de información que nos abruma y con demasiadas herramientas que llegan a saturarnos. Sin embargo, las ventajas y el potencial de todos estos recursos es enorme y hemos de aprender todavía a gestionarlos de una forma racional y sosegada porque nos ofrecen grandes oportunidades que no deberíamos dejar escapar.

Redes sociales temáticas y generales

Si aún eres de los que creen, que son tres investigadores frikies los que participan en las redes sociales estás muy equivocado y es que cada día se suman a la actividad en la red científicos de todo el mundo.

Si lanzamos el foco de atención hacia las redes sociales científicas más conocidas, observamos que Academia.edu cuenta con más de 18 millones de usuarios, ResearchGate, más de 6 millones y Mendeley, más de 3 millones. Sin embargo, no podemos negar que sigue existiendo cierta reticencia a la participación de los científicos en estas plataformas, y es que la falta de tiempo, el miedo a exhibirse o los riesgos sobre los temas de confidencialidad y privacidad, son aspectos que preocupan a los profesionales, y que los frenan a la hora de creerse todas las bondades de estas plataformas.

Un estudio publicado por la revista Nature sobre la colaboración en línea y el uso de los medios sociales por parte de los científicos indica que el uso preferido de los investigadores para estas plataformas especializadas es contactar con otros investigadores y descubrir artículos.

Más de un 60% de los entrevistados afirma utilizar ResearchGate y Academia.edu para contactar con otros investigadores. Mendeley goza de menos popularidad y sólo un 30% la usa para descubrir artículos de interés.

Dentro de los millones de usuarios de las redes generalistas como Facebook o Twitter y la red social profesional por excelencia, LinkedIn, aparecen las siguientes cifras:

  • +50% utiliza Twitter para dar seguimiento a los debates.
  • +55% usa Facebook para fines de ocio.
  • +65% se decanta por LinkedIn como fuente para contactar con otros investigadores.

En este estudio, también se analizan la frecuencia con la que visitan las redes sociales y buscadores especializados. Resultado curioso observar que la frecuencia de acceso varía dependiendo del área de especialización.

  • En el área de Ciencias e Ingeniería, las 3 plataformas más consultadas son Google Scholar (60%), ResearchGate (48%) y LinkedIn (40%).
  • Mientras que en el área de Ciencias Sociales, Artes y humanidades son Google Scholar (70%), Facebook (52%) y LinkedIn (42%).

Desafortunadamente, y pese a los pasos agigantados que han dado las redes sociales científicas, parece que no han terminado de cautivar a su comunidad y siguen siendo eclipsadas por las redes sociales más conocidas. De momento, lo que da gusto saber es que la filosofía 2.0 basada en la colaboración cada día se arraiga más en nuestra sociedad y los ciudadanos recibimos excelentes frutos.

Las redes sociales temáticas lo tienen difícil para acabar de abrirse camino, pero sólo basta recordar algunas de las metas conseguidas por ResearchGate en 2014 para ver que probablemente, una parte del futuro está ahí:

  • Ideas para frenar la crisis del Ébola.
  • 15 investigadores de nueve países de seis disciplinas ayudaron a proteger la mariposa más grande de África.
  • 89.000 personas participaron en la revisión abierta de un estudio de las células madre.
  • La investigación del Sida en más de 100 campos de estudio.

¿Llegaremos a ver el despegue de las redes sociales especializadas?

Vuestro turno…


Referencia

Online collaboration: Scientists and the social network. 13 agosto 2014. Disponible en: http://www.nature.com/news/online-collaboration-scientists-and-the-social-network-1.15711 Consultado 23 abril 2015.


Foto portada: Pixabay (CC0)


Lydia Gil

Documentalista especializada en Información digital y autora de este blog dedicado a descubrir todo el mundo del social media enfocado a la comunidad científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas navegando por Social Media en Investigación, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar