Charlando con Lidia Bartolomé sobre bibliotecas públicas

Lidia Bartolomé y bibliotecas públicas

Mi biblioteca ideal sería aquella capaz de cambiar al mismo ritmo que cambia la sociedad, guiada por profesionales, con una clara vocación de servicio, capaces de anticiparse a las necesidades de sus usuarios.

La formación continua y la especialización no son por ahora una prioridad y la tecnología avanza tan rápido que ya existe una brecha digital que afecta a profesionales de todos los ámbitos.

Es necesario que la gestión de las redes sociales de la biblioteca, deje de ser una tarea secundaria y somos los profesionales quienes debemos conseguirlo.

Hoy en “Charlando con los expertos” nos trasladamos a la ciudad de Blanes para conversar con la bibliotecaria y documentalista experta en gestión de comunidades virtuales:

Lidia Bartolomé Aguirre

Bibliotecaria en la Biblioteca Municipal de Lloret de Mar, impulsora del proyecto “¿Qué hacemos en las bibliotecas?” y ganadora del tercer lugar en el concurso de posicionamiento en el Máster en Información digital: especialidad en Buscadores de la UPF (2014-2015).

Su blog creado en 2010, recoge proyectos, experiencias y reflexiones profesionales y personales.

Ha realizado un proyecto de colaboración con este blog titulado “El Debate: redes sociales temáticas vs redes sociales generales”.


¡Hola Lidia! Bienvenida de nuevo al blog Social Media en Investigación. Conocemos tu pasión por las redes sociales generales, pero cuéntanos más detalles sobre ti…

¡Hola! Estoy encantada de formar parte, una vez más, del proyecto Social Media en Investigación, ¡un privilegio!

Sobre mí puedo decir que, más que experta, me considero una “exploradora” del mundo virtual. La verdad es que es muy difícil mantenerse al día en una disciplina que cambia tan rápidamente pero, me encanta investigar y aprender de quienes van un paso por delante así que, aquí estoy, trabajando duro y divirtiéndome mucho.

Cuando no estoy conectada, hago deporte, leo, paseo o miro series de TV… aunque, bien pensado, algunas veces hago todas esas cosas conectada 😉

¿En qué consiste el proyecto “¿Qué hacemos a las bibliotecas?”? ¿Quiénes lo gestionan? ¿Cuántas bibliotecas participan?

El proyecto Què fem a les biblios? está gestionado por tres bibliotecarias de dos bibliotecas diferentes: Rosana Andreu de Biblioteca de Cambrils y Cristina Quesada y yo misma de Biblioteca de Lloret de Mar.

Es un proyecto creado al margen de nuestras bibliotecas, aunque ambas participan muy activamente, con el que pretendemos mostrar, sobre todo mediante imágenes, el día a día de las bibliotecas y de las personas que trabajamos en ellas.

No sabría decirte cuantas bibliotecas y bibliotecari@s participan pero sí que puedo darte algunos datos que muestran la buena acogida que está teniendo el proyecto:

  • 2260 fotos etiquetadas #quèfemalesbiblios en Instagram.
  • 38 colaboradores en el tablero compartido de Pinterest.

Visit Què fem a les biblios?’s profile on Pinterest.

Vuestra biblioteca es muy activa en redes sociales, ¿es una tendencia general o las bibliotecas se muestran reticentes?

Creo que es una tendencia general y natural. La mayoría de las bibliotecas están presentes en las redes sociales aunque son pocas las que tienen una estrategia bien definida.

Gestionar la presencia de una entidad en las redes sociales no es fácil y creo que debe hacerse desde la planificación, con un proyecto bien definido que establezca objetivos generales y específicos. Lo habitual en las bibliotecas es que quienes gestionan las comunidades online, lo hagan además de todas las otras tareas propias de la profesión, muchas veces fuera del horario laboral. La formación continua y la especialización no son por ahora, una prioridad y la tecnología avanza tan rápido que ya existe una brecha digital que afecta específicamente a profesionales de todos los ámbitos.

Creo que es necesario que la gestión de las redes sociales de la biblioteca, deje de ser una tarea secundaria y somos los profesionales quienes debemos conseguirlo, haciendo un trabajo de calidad que genere buenos resultados.

¿Por qué consideráis tan importante la presencia de la biblioteca en las redes sociales? ¿Qué beneficios obtenéis? ¿Tenéis algún sistema para medir el retorno de la inversión?

Las bibliotecas deben estar donde están sus usuarios y usuarios potenciales, más allá de los edificios y de los horarios. Las redes sociales facilitan un contacto directo e instantáneo y facilitan la colaboración con otras bibliotecas.

Trabajamos para nuestros usuarios y son ellos los que deben obtener beneficios como:

  • Participar en un grupo de lectura virtual.
  • Acceso a materiales de cursos y talleres.
  • Comunicación directa con los bibliotecarios.
  • Acceso a la información sobre actividades, cursos, talleres, etc.

A pesar de que establecemos unos indicadores clave y recogemos datos para elaborar estadísticas mensuales que nos ayudan a mejorar, lo que valoramos de verdad es el feedback que obtenemos de nuestros usuarios en algunas de las acciones que realizamos. Cada comentario, cada foto etiquetada a partir de una propuesta concreta, cada consulta, cada sugerencia y, por qué no, cada queja, sirven para que nuestro esfuerzo tenga sentido.

Tienes una marca personal muy definida en las redes, ¿qué beneficios te ha aportado? ¿Cómo ha repercutido en la Biblioteca de Lloret?

Mi marca personal se ha ido consolidando a medida que he avanzado en el uso de las redes pero no es más que un reflejo de quien soy profesionalmente.

Como usuaria valoro mucho saber que personas están detrás de los perfiles de empresas o entidades en las redes sociales, me resulta más fácil establecer contacto, dejar comentarios, realizar preguntas… En definitiva, las personas empatizan con otras personas.

En la Biblioteca de Lloret apostamos por la “humanización” de las redes sociales y usamos a menudo nuestros perfiles personales en “modo” profesional. A nuestros usuarios les gusta saber con quién hablan y a quien pueden dirigirse dependiendo de lo que necesiten.

¿Qué herramientas 2.0 les recomiendas utilizar a los estudiantes de bachillerato para realizar su trabajo de investigación?

Más que recomendarles el uso de unas herramientas en concreto, intento mostrarles algunos usos que pueden facilitarles el trabajo. Que entiendan, por ejemplo, que las redes sociales pueden ayudarles a contactar con profesionales expertos en la temática de su trabajo o que pueden servir para difundir una encuesta. Les muestro que hay vida más allá de Google o que pueden elaborar sus bibliografías utilizando herramientas como Mendeley.

 ¿Cómo tendrían que aprovechar las bibliotecas las ventajas del mundo digital?

Interactuando más con sus usuarios, colaborando con otras bibliotecas, sumando esfuerzos, aprovechando y mejorando ideas de otros, estableciendo sistemas de comunicación interna efectivos y fáciles de utilizar… ¡Son tantas las posibilidades! Pero, lo más importante es que los profesionales sean conscientes de la importancia de la formación continua, que entiendan que ya nadie puede permanecer, profesionalmente hablando, al margen de las TIC.

¿En tu opinión, los gobiernos siguen apostando por las bibliotecas públicas?

El Sistema de Lectura Pública de Cataluña funciona bien aunque hay muchos aspectos que se pueden mejorar.  En comparación con las bibliotecas de algunas zonas de España, es una maravilla pero, si lo comparamos con algunos sistemas europeos o americanos, digamos que queda mucho trabajo por hacer.

¿En general? No. El gobierno español actual prefiere una ciudadanía inculta y sin recursos intelectuales (de los económicos ¿para qué vamos a hablar?). Esperemos que, en un futuro cercano, la cosa cambie.

¿Cómo visualizas el futuro de las bibliotecas en España?

El futuro de las bibliotecas depende de la capacidad de sus profesionales para reinventarse y adaptarse a las necesidades de sus usuarios. Por otra parte, está claro, que dependen también de que quienes gobiernen (en el futuro, porque tengo fe en que se producirá un cambio) sean conscientes de la importancia de invertir en cultura para ponerla a disposición de la ciudadanía.

Para Borges su paraíso era algún tipo de biblioteca… ¿cómo tendrían que ser las bibliotecas para convertirse en el paraíso deseado por la sociedad?

Creo que más que un paraíso, para muchos usuarios la biblioteca es un pequeño oasis. Un lugar en el que pueden aislarse del mundo, si lo desean o relacionarse formando parte de alguna de las muchas actividades que se programan.

Trabajamos para que el mayor número de usuarios posible encuentre lo que necesita o aquello que no necesita y puede serle útil o, simplemente, hacerle feliz por unos instantes.

Y para ti… ¿cómo sería la biblioteca ideal?

Mi biblioteca ideal sería aquella capaz de cambiar al mismo ritmo que cambia la sociedad, guiada por profesionales, con una clara vocación de servicio, capaces de anticiparse a las necesidades de sus usuarios.

¡Muchas gracias, Lidia! Como siempre, un placer charlar contigo…


Sigue a Lidia Bartolomé en su cuenta de Twitter.

Foto portada: @lidiabartolome


Lydia Gil

Documentalista especializada en Información digital y autora de este blog dedicado a descubrir todo el mundo del social media enfocado a la comunidad científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continúas navegando por Social Media en Investigación, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar