Charla con Jordi Díaz Marcos sobre Nanotecnología y divulgación científica

Jordi Díaz Marcos

La unidad Nanodivulga de la UB está orientada a acercar la nanotecnología a la sociedad desde un triple enfoque: el social (NanoDiálogo), el educacional (NanoEduca) y el divulgativo (NanoDivulga).

NanoEduca es el primer proyecto para la formación en nanotecnología orientado a profesores y estudiantes de secundaria y bachiller.

Pasión, vocación, compromiso… realmente no sé cómo uno elige ser divulgador científico, pero lo que si sé es que a todos los divulgadores científicos les gusta lo que hacen.

Hoy en “Charlando con los expertos” viajamos a la ciudad de Barcelona para conversar sobre nanotecnología y conocer “Nanodivulga”, el proyecto de divulgación científica promovido por la Universidad de Barcelona con:

Dr. Jordi Díaz Marcos

Coordinador de la Unidad de Técnicas Nanométricas de los Centros Científicos y Tecnológicos de la UB (CCiTUB) y responsable de la unidad NanoDivulga.


¡Hola Jordi! Bienvenido al blog Social Media en Investigación. Cuéntanos un poco acerca de ti.

Soy Dr. en Químicas (especialidad en materiales) por la UB e Ingeniero Superior de materiales por la UPC/UB. Coordinado la Unidad de Técnicas Nanométricas de los Centros Científicos y tecnológicos de la Universidad de Barcelona (CCiTUB) y la unidad NanodivulgaUB, unidad de la Universidad de Barcelona, orientada a acercar la nanotecnología a la sociedad desde un triple enfoque: el social (NanoDiálogo), el educacional (NanoEduca) y el divulgativo (NanoDivulga).

La nanotecnología no es un término muy conocido entre el público general. ¿A qué se refiere?

Pongamos en marcha nuestra imaginación y pensemos en materiales más fuertes, más ligeros, curas contra el cáncer no invasivas, la invisibilidad… ¿Realidad o ficción? Algunos científicos piensan que se trata de una segunda Revolución Industrial… Estamos hablando de la nanotecnología, un campo de conocimiento que se perfila que va a revolucionar nuestro futuro, y que ya ofrece avances presentes, centrados en la generación de energía, electrónica, medicina, tratamiento de residuos y el desarrollo de nuevos materiales, entre otros.

Es indudable que la nanotecnología nos hace activar la imaginación, por ejemplo, opera en escalas de millonésimas de milímetro, esto implica ir mucho más allá de la “escala humana” para poder ver su potencial real. Así en los últimos 30 años, la ciencia y la tecnología se ha lanzado a la conquista del espacio interior: manipular la materia a escala atómica y molecular para aprovechar propiedades extraordinarias que se encuentran en este nivel.

Para que nos hagamos una idea, la milmillonésima parte de un siglo, son 3”, el diámetro del cabello humano tiene 100.000 nm o el diámetro del DNA son únicamente 2,5 nm, por lo tanto, estamos hablando de una tecnología o unos materiales infinitamente pequeños, que increíblemente somos capaces de controlar, manipular y medir.

¿Cómo afecta la nanotecnología a nuestra vida cotidiana?

Esta tecnología, ya no es el futuro sino que se desarrolla en el presente, tal y como lo demuestran las inversiones económicas y la gran variedad de productos de consumo derivados de la Nanociencia y la Nanotecnología (N&N) y que ya se encuentran disponibles en el mercado con un amplio abanico de aplicaciones.

Por otro lado, la demanda comercial y el progreso tecnológico han hecho que muchos de estos materiales se estén utilizando sin conocer adecuadamente sus efectos sobre la salud, la seguridad de las personas y el medio ambiente. Así, debido a su potencialidad y a la cantidad de productos presentes en el mercado que ya contienen nanomateriales, no sabemos exactamente el número de trabajadores que están y estarán expuestos a estas tecnologías y para ello, nos debemos dotar con el conocimiento y herramientas adecuadas para poder afrontar este reto.

¿Cómo surge la idea de crear la Unidad Nanodivulga de la UB?  ¿Qué objetivos persigue?

Como he comentado antes, estamos ante una tecnología emergente muy potente, y se tiene que tomar conciencia de los diferentes aspectos sociales que intervienen en el proceso de toma de decisiones: ¿Quién decide qué aplicaciones reciben apoyo y cuáles se dejan de lado? ¿Cuáles sirven para resolver las necesidades de la sociedad actual? ¿Estamos preparados para afrontar los nuevos retos derivados de las nanotecnologías?

Con la creación de Nanodivulga UB intentamos aportar una herramienta, un punto de encuentro para establecer un diálogo global sobre las oportunidades y las repercusiones de la nanotecnología; en el que los participantes podrán entender y dialogar sobre la comprensión del potencial impacto generalizado de estas nuevas tecnologías. Pretendemos implicar a todos los actores implicados en esta tecnología y que representan a la investigación tecnológica y social, la industria, la administración, la sociedad civil y la educación.

Uno de los puntos donde más incidimos es en la formación de futuros nanotecnólogos, realizando actividades orientadas a la formación de profesores y alumnos de secundaria, como es el caso de NanoEduca.

También se abordan aspectos éticos y filosóficos, para reflexionar sobre algunas de las implicaciones de las nanotecnologías. Consideramos conveniente tener herramientas apropiadas para poder evaluar de forma adecuada los beneficios y riesgos de su uso y aplicación. Esperamos compartir algunos conocimientos que permitan aumentar tanto la comprensión de las nanotecnologías como el deseo de adentrarse en esta nueva y fascinante área y era tecnológica.

Otro de los propósitos es identificar las mejores prácticas posibles, basadas en la experiencia existente y sensibilizar sobre el uso responsable de los nanoproductos y de las herramientas existentes basadas en el conocimiento adquirido.

En resumen, aportamos toda una serie de conocimientos que permitan poder entender mejor y debatir adecuadamente sobre el uso responsable de las nanotecnologías.

¿Qué actividades realizáis?

Una de las primeras acciones que hicimos fue el Encuentro Nacional de Nanodivulgación que se llevó a cabo el pasado mes de febrero. En esta jornada, conseguimos traer a algunos de los principales divulgadores de la nano presentes en España, y a partir de aquí, nos hemos puesto manos a la obra con el objetivo de crear una plataforma nacional de nanodivulgación de cara al 2016, una plataforma que englobe todas las  acciones e iniciativas que se están haciendo en España, con el objetivo final de  acercar a la sociedad a una tecnología que ya afecta a nuestras vidas y de la que se tiene todavía una percepción social muy baja.

Durante el 2016, hemos realizado un Festival de Nanociencia y Nanotecnología. El festival englobó toda una serie de actividades realizadas en jornadas sucesivas en varios puntos de la geografía española (Zaragoza, Donostia/San Sebastián, Barcelona y Bellaterra). Se vieron algunos experimentos fascinantes, algunas de las aplicaciones que ya están revolucionando el mercado y compartimos conocimientos con expertos científicos en N&N. Todo esto vino acompañado de diferentes talleres con una serie de nanoproductos y aplicaciones nanotecnológicas y exposiciones, juegos, vídeos y concursos orientados a la sociedad que tuvo como objetivo final la sensibilización y al aumento del conocimiento general hacia la N&N en nuestro país.

Durante las jornadas realizamos el segundo Encuentro Nacional de Nanodivulgación y en el total de las jornadas contamos con más de 1.000 asistentes y decenas de miles a los que les ha llegado de una forma u otra la información de que el nanomundo existe.

Otra actividad que hemos puesto en marcha es Nanoeduca, que trabaja en la formación del profesorado de bachillerato y secundaria, para que ellos a posteriori, transmitan los conocimientos adquiridos a sus alumnos.

Por último, hemos realizados charlas y actividades en festivales de ciencia de Barcelona, bibliotecas, centros cívicos, etc.

Festival de nanociencia y nanotecnología

¿Qué estrategia seguís para promocionar vuestro trabajo?

Básicamente, contactar con todos los agentes implicados en la comunicación científica y colaborar con centros de investigación, otras universidades y organismos que ejerzan estas labores, sobre todo aquellos implicados en la comunicación de la nanociencia. A su vez, colaborar activamente con escuelas e institutos de educación y nunca negarnos a colaborar de forma activa en actividades ligados con el acercamiento de la nanociencia y la nanotecnología a la ciudadanía.

Me has comentado que vuestro proyecto estrella es Nanoeduca. ¿Cuáles crees que han sido las claves de su éxito?

NanoEduca es el primer proyecto para la formación en nanotecnología orientado a profesores y estudiantes de secundaria y bachiller.  Lo que pretendemos es hacer un curso de formación a docentes, donde se relacione la nanotecnología con actividades ya presentes en el currículo docente, centrándonos en los campos que engloba la STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) pero sin olvidar las implicaciones ético-sociales de la nano. NanoEduca busca la formación de base al profesorado para luego aplicarlo en las aulas.

El programa, a su vez,  está diseñado para intentar introducir la nanotecnología en la enseñanza curricular y así garantizar un futuro y una continuidad en su aplicación posterior.

Por último, el programa (adjunto) se complementa con el diseño y producción de unos nanomaletines (nanokit) con más de 10 experiencias prácticas, para a través de experimentación práctica en clase y conceptos teóricos, la introducción de la nanotecnología en el aula sea más efectiva.

Nanoeduca

El programa Nanoeduca aporta:

  • Herramientas para formar en nanociencia y nanotecnología, compartiendo experiencias anteriores en nanodivulgación.
  • Visitar un laboratorio de formación en nanotecnología donde los profesores participantes puedan descubrir cuál es el funcionamiento de unos laboratorios reales dedicados a la investigación en nanociencia y nanotecnología y conocer el tipo de formación que se imparte en el grado en nanociencia y nanotecnología de la Universitat Autònoma de Barcelona.
  • Una guía didáctica Nanoeduca, la cual tiene como finalidad introducir al profesorado en el uso de los nanokits (kit de actividades nano en el aula), para que después ellos mismos los puedan implementar en el aula. La guía contiene experimentos, su relación con el currículum de secundaria y material complementario que se aporta en un nanomaletín.
  • Aplicación de la guía didáctica y experimentación con el nanomaletín al aula para que cada profesor implemente en el aula los experimentos y las actividades del nanokit, junto con un foro online para qué puedan plantear dudas e intercambiar experiencias.
  • Retorno de resultados – Concurso de pósteres científicos. Los profesores participantes harán la evaluación de la experimentación a partir de un formulario elaborado por los responsables de la formación. Durante la implementación de los kits los alumnos tendrán que elaborar un póster que presentarán durante esta última sesión y que tendrá que incluir referencias en los aspectos éticos y sociales relacionados con la presencia de la nanotecnología a nuestro entorno.

Nanotecnología

Y los objetivos del programa son:

  • Mejorar la capacitación profesional y actualizar conocimientos en nanotecnología de los docentes de secundaria y su formación permanente.
  • Hacer patente al conjunto de la comunidad educativa de la presencia cada vez más habitual de productos con componentes nanotecnológicos en la vida cotidiana.
  • Concienciar sobre la importancia de las nanotecnologías y del hecho de que ya se puedan considerar como tecnologías de interés general.
  • Crear una red de intercambio de conocimiento y colaboración permanente entre profesional investigador y docentes en activo.

¿Existen iniciativas similares a Nanoeduca en el resto de España?

La referencia, como siempre, son los norteamericanos. Los anglosajones están muy abiertos y predispuestos a difundir y divulgar información/formación de ‘lo que hacen’; aprendieron la lección con el problema de los transgénicos.

En EEUU tienen una plataforma, www.nicenet.org, diseñada para dotar de recursos educacionales a profesores y estudiantes, orientadas ambas a la enseñanza de la nanotecnología a la sociedad en general, desde escuelas, museos, etc. Funciona desde hace más de 10 años en paralelo a la NNI (National Nanotecnologíanology Iniative).

En Europa, hay varios proyectos en marcha: Nanoyou, Nanopinion (con colaboración española), Nanodiode, NanoEis. Todos ellos enfocados al diálogo y a la divulgación tecnológica y a la formación. También ha habido otras iniciativas a nivel estatal y, aunque no somos pioneros, nuestra aproximación es muy completa, ya que hemos intentado aprovechar los recursos ya existentes y aportar algunas ideas propias.

¿Por qué has elegido ser divulgador científico?

Pasión, vocación, compromiso… realmente no sé cómo uno elige ser divulgador científico, pero lo que si sé es que a todos los divulgadores científicos les gusta lo que hacen.

En el fondo, lo que pretendo es retornar la inversión que la sociedad ha hecho mediante sus impuestos en mi formación, lo que pretendo es que en una cena de navidad pueda hablar de un concepto como la nanotecnología o no me dejen sin postre, lo que pretendo es concienciar que la nanotecnología poco a poco está invadiendo, de forma positiva, nuestras vidas y tenemos el derecho y el deber de conocerla, lo único que pretendo es ser una herramienta para mejorar este conocimiento.

Es más, siento el deber de informar a la gente sobre la ciencia. Debemos hacer accesibles nuestros conocimientos a un público general, aunque sea un handicap la falta de base científica en la sociedad, ese es nuestro reto y creo firmemente en que la divulgación científica debería ser transversal a cualquier titulación universitaria.


¡Muchas gracias, Jordi! Un placer charlar contigo…


Fotos: Jordi Díaz Marcos, Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia e Institut Molí de la Vila.

Sigue en Twitter el trabajo de divulgación de la nanotecnología en el perfil @ciuda_nano y con la etiqueta #CiudaNano.


Lydia Gil

Documentalista especializada en Información digital y autora de este blog dedicado a descubrir todo el mundo del social media enfocado a la comunidad científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *